Esto sucede muchas veces (a casi todos los hombres del planeta)

Image

Es un sábado por la tarde y tu novia te llama al celular con un tono de “estoy triste, cumple lo que pido y ¡cállate!”, y te dice que está aburrida, que está algo bajita de nota. Ella disminuye el tono de su voz y te expresa con esa vocecita a lo Thalia en plena balada: “mi amor, consiénteme. ¿Podemos ir de shopping hoy?”.

Lógicamente tú la regañas, le dices que no es momento de gastar dinero, bla, bla, bla, bla.

Y ahí, cuando creías que se iba a arrepentir por ser tan caprichosa, va de nuevo con la voz thaliana y te expresa una oración que tú detestas tanto como acompañarla a ver en la tele un desfile en Fashion TV mientras juega Barcelona a esa hora:

-Chiquito, es que abrí el clóset y me di cuenta que no tengo ropa.

Tú sabes que la quieres matar en ese momento, pero ajá, como buen cobarde, te haces el loco y sólo logras ponerte “firme” y decirle que ¡NOOOOOOOOOO!

¿Qué terminó pasando?

2 horas después de esta conversación se encontraron en el centro comercial más caro de todos.

Mientras ella entraba a un almacén de ropa francesa e iba acumulando ropa para probarse (y tú esperando que todo le quedara mal), a ti se venía a la mente algo que tiene que ver uno de los principales mandamientos no escritos de cualquier pareja de novios: “si yo te gasto, me dejas hacerte lo que quiera”.

Efectivamente, llegó la noche, estaban las bolsas en mano y tú con 2.000 pesos en la billetera.

Le dices a ella antes de subir al auto:

-Preciosa, ahora consiénteme tú a mí. Vamos a mi casa, ¿sí?

Ella acepta porque no le queda de otra. 

Llegan a la casa, ya tú estás con la cara de estúpido lujurioso pero la cambias bruscamente cuando recuerdas que te quedaste sin los condones DÚO.

Al frente hay una droguería, pero no confías en que sean condones originales. Te atormentas. Si ya te quedaste sin plata por comprar ropa, imagínate si tienes un bebé en camino. Ni lo piensas.

Le dices a tu novia que te espere y vas rápidamente al mismo centro comercial para conseguir los DÚO originales. Los encontraste finalmente. Estás feliz. Sabes que viene tu pago. El que mereces. Hmm, pero se te olvidó algo: sólo tienes 2.000 miserables pesos en la billetera.

¡¡¡@&%#@&%#…!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s